miércoles, 27 de julio de 2011

Luis Béjar, la penúltima vuelta del camino...

Luis Béjar, el escritor Luis Béjar, falleció el domingo 10 de julio. Se marchó con la ilusión intacta. Haciendo las últimas correcciones de su novela La razón de las piedras, que aparecerá a primeros de septiembre, publicada por El Aleph Editores.
Las noticias en torno a su muerte hablan del político, el profesor y el escritor que ha sido. Nosotros lo conocimos como escritor, como el mejor escritor de Toledo, en la presentación de su novela Un error  de cálculo, una de las mejores novelas escritas en castellano en los últimos años. Para este día, un 6 de mayo, en la Biblioteca Regional, en Toledo, alto, muy alto, delgado, muy delgado, la leucemia ya había dejado su marca en el escritor. Luis Béjar, conservaba, sin embargo, la ilusión intacta en su mirada, y unas manos de dedos largos e intelectuales con los que nos ha descrito de manera lúcida y certera la realidad.

Luis Béjar, que sabía que una esquina no es un rincón,  minimizaba su enfermedad diciéndonos, en buen castellano, que no le convenía "zascandilear" demasiado, "andorrear" demasiado  por el mundo, porque estaba muy bajo de defensas.
Parece que Luis Béjar tenía mal genio, un humor de mil demonios, pero a nosotros nada más nos llegó su gratitud, su afecto y sus abrazos. Luis Béjar, que sabía lo bello que es vivir, que una vez nos dijo que dejáramos la tristeza para quién la mereciera, inició el 10 de julio la penúltima vuelta de su camino. Estamos seguros que lo hizo en Zocodover, cruzando el Arco de la Sangre, de la mano de Miguel de Cervantes, San Juan de la Cruz, Benito Pérez Galdós, Federico García Lorca, Luis Buñuel y Rafael Alberti. La última vuelta la está viviendo ahora, en uno de esos lugares que creó su imaginación, en el más feliz, y ahí está con Bécquer y con Juan Rulfo, y, por supuesto, con Pío Baroja, y desde esa última vuelta del camino nos mira y nos dice que dejemos la tristeza para otros...

1 comentario:

  1. Me esta costando dejar mi comentario, hoy mi adsl va mal, está de luto por mi profesor de literatura. No sabía qúe Luis Alfredo Béjar había muerto, tampoco sabía que estaba enfermo. Lo siento muchísimo, me dio clases de literatura en el instituto y aunque es verdad que tenía mal genio, era un gran profesor, una gran persona, lo admirabamos, y se preocupaba por nosotros. Si leí La Celestina, el Lazarillo, "el Quijote", fue por él. Le mando un abrazo alla donde este!

    ResponderEliminar